Un policía alumno en prácticas salva la vida a un hombre que estaba sufriendo una parada cardíaca en plena calle.
El policía en prácticas que se encontraba franco de servicio entrenando en el gimnasio, observó por la ventana, como un hombre se estaba tendido en el suelo de la calle mientras dos mujeres pedían ayuda. Al percatarse de la gravedad del asunto corrió a prestar auxilio y al ver que carecía de constantes vitales comenzó la RCP, Reanimación Cardio-Pulmonar.
La aparición de un médico y el relevo de éste, permitió que el astuto policía corriera otra vez al interior del gimnasio en busca del desfibrilador, logrando con este aparato recuperar a la víctima y estabilizarlo.
Los policías alumnos son adiestrados en la Academia de Ávila en el uso del desfribilador y en las técnicas básicas de reanimación. 
Enhorabuena por la intervención y por la formación que se imparte a nuestros policías y guardias civiles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + tres =