El Ministerio del Interior ha reforzado la vigilancia de las costas canarias ante el aumento de la llegada de pateras con un avión de la Guardia Civil, cuyo primer periodo de despliegue será de once días, plazo que comenzó el pasado lunes 10 y se prolongará hasta el próximo viernes 21 de agosto.
Se trata de un modelo especializado en la localización pateras y cayucos así como de embarcaciones dedicadas al tráfico de drogas y el contrabando.
No es la primera vez que la Guardia Civil en el archipiélago incorpora medios aéreos para la vigilancia costera. Hace unos meses, a mediados de febrero ya se desplazó un avión con este mismo fin que también estuvo en las islas durante unas dos semanas. Desde entonces, no había vuelto a pesar del repunte migratorio.

 
El avión posee además un radar de búsqueda marítima y sistema de cámara infrarroja para captación de imágenes prácticamente en cualquier área, que permite la búsqueda tanto en el día como durante la noche.
Los agentes de la Guardia Civil reclaman desde hace tiempo más medios aéreos en las islas para hacer frente no solo al incremento en la llegada de pateras sino a la vigilancia contra el narcotráfico. En este sentido, la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) mantiene que este cuerpo está «infradotado» y señala que la comunidad autónoma debería contar con una base fija que disponga al menos de tres helicópteros en cada provincia así como de uno de los dos aviones que tiene la Benemérita en todo el Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

8 + dieciseis =