La voz de la Policía en el Comité Científico Técnico entró en el cuerpo en la 2ª promoción de mujeres pero ha sido la primera inspectora jefe, la primera comisaria y la primera mujer en la cúpula.

Pilar Allué (Valencia, 1961) tiene grabado el azul en su piel incluso cuando no levantaba un palmo del suelo. Su padre, un policía local en Valencia, le enseñó palabras como «servicio público», «profesionalidad» y «dedicación» cada día cuando salía para el trabajo. Conceptos que ella ha ido repitiendo como sus valores de cabecera en cada ascenso, y han sido muchos, con un solo objetivo: «Acabar con los malos y ayudar a la gente».

«Siempre quise ser policía. Desde pequeña. Mi padre era policía local en Valencia y formó parte de la primera promoción de Crimonología en Valencia, en 1972. Yo, con 12 años, me estudiaba sus apuntes y buscaba huellas por los muebles de mi casa con productos que él me daba«, recuerda para MagasIN.

Su madre fue una de las primeras personas que la animó a ser inspectora incluso cuando las mujeres no podían llevar ni placa ni pistola. «Ella siempre me decía: ‘Serás lo que quieras ser'». Y Pilar se lo ha tomado al pie de la letra.
«Siempre quise ser policía. Desde pequeña. Mi padre era policía local en Valencia y formó parte de la primera promoción de Crimonología»

Cuando entró en el Cuerpo Superior de Policía (como se denominaba en ese momento) sólo tenía 19 años. Dejó sus estudios de ingeniera industrial para ser una de las 50 inspectoras de la segunda promoción de mujeres del cuerpo (sólo para la escala ejecutiva porque para la escala básica las chicas no entraron hasta 1985). Esa fue la última vez que hubo un «dos» en su curriculum: después ha sido la primera mujer inspectora jefa (1991), la primera comisaria (1997), la primera jefa en una comunidad autónoma (2007), la primera comisaria general, en su caso de la Policía Científica, (2012) y la primera comisaria principal del Cuerpo Nacional de Policía (ese mismo año).


Grande Marlaska saludando a Allué, en una imagen de archivo.

Además, fue la primera mujer en entrar a formar parte del escalafón de este cuerpo cuando el actual ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, la situó en 2018 al frente de la Subdirección General de Recursos Humanos y Formación.

De hecho, ser la tercera autoridad dentro de la Dirección General de la Policía Nacional es lo que ha hecho que, desde el pasado 11 de abril, se convierta en la voz y el mando de este cuerpo dentro del Comité Científico Técnico del coronavirus que aconseja al Gobierno durante esta pandemia, después de que su compañero, el comisario principal José García Molina, sufriera síntomas de Covid-19 y tuviera que retirarse.

«Fernando Grande-Marlaska, la situó en 2018 al frente de la Subdirección General de Recursos Humanos y Formación»

Dar la cara en esta ocasión no le ha resultado difícil ni siquiera en mitad de la pandemia que estamos viviendo. Es una mujer acostumbrada a liderar grupos y a ser un ejemplo motivador para muchas mujeres que la han visto abrir justo el camino por el que la irán siguiendo en sus carreras.

Cuando se le pregunta qué siente al ir rompiendo techos de cristal en el cuerpo a cada paso, ella siempre centra sus méritos en dos aspectos que poco tienen que ver con su condición de mujer: trabajo y la oposición.

Es una convencida de que el futuro de la Policía Nacional pasa por las mujeres y recuerda que si ha sido la primera es, simplemente, porque no ha habido otra antes, una situación que achaca a la historia y a la sociedad que nos ha tocado vivir y a que no hubo mujeres vestidas de azul hasta 1979.

Ese año 42 féminas se atrevieron a colgarse una placa, hoy hay más de 9.600 mujeres en la Policía Nacional, un 15% del total que hace que éste cuerpo de seguridad sea el de mayor presencia femenina en España.
Su primer destino tras aprobar su primer examen fue en los Servicios de Información de la comisaría de L’Hospitalet de Llobregat, pero pronto volvió a Valencia donde, en 1989, se hizo cargo del departamento de «Servicio de Atención a la Mujer».

Leer más y fuente: El Español

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × uno =