Los agentes motoristas de la Guardia Civil de Tráfico, llevarán radares láser, que medirán la velocidad de circulación de los vehículos y registraran con una fotografía aquellas infracciones que superen el límite de velocidad.


Así lo anunció recientemente el Director General del Tráfico (DGT) del Ministerio del Interior, con la inversión de 860.310 euros en la adquisición de 60 equipos de radares láser portátiles para la Guardia Civil de Tráfico. El objetivo es evitar muertes en la carretera, y así bajar las cifras de 2016, donde se contabilizaron 300 personas muertas en accidente por infracciones relacionadas con la velocidad.
Por el momento estos radares se utilizarán de forma fija, mediante trípodes, y se desconoce si los agentes de la Guardia Civil de Tráfico los utilizarán mientras sus vehículos estén en marcha.
Se trata de un equipo pequeño, versátil, compacto (todos los componentes están integrados en un mismo cuerpo) y ligero, que medirá la velocidad de circulación de vehículos y documentará mediante fotografías aquellos que superen el límite de velocidad establecido.
Con esta inversión, los agentes de la Guardia Civil podrán realizar mediciones de velocidad en emplazamientos distintos en un tiempo muy reducido, por la facilidad de transporte, montaje, ajuste y uso del dispositivo.
https://www.inopol.es/curso-oposicion-guardia-civil/
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + ocho =