La Guardia Civil ha perdido más de 500 agentes en la provincia de Sevilla desde finales de 2011. Así lo ha denunciado este martes la Asociación Unificada de Guardias civiles (AUGC), que lamenta que la llegada de 61 guardias civiles en periodo de prácticas no compensa las carencias de la plantilla.
En un comunicado, la AUGC explica que en los últimos siete años la Comandancia de Sevilla ha ido perdiendo personal. De tener casi 3.000 agentes a finales de 2011 se ha pasado en la actualidad a menos de 2.400. Estos datos incluyen el personal de reserva.
A finales de junio llegaron destinados a Sevilla 61 guardias civiles eventuales, que realizarán en la provincia su periodo de un año en prácticas. «La llegada de estos nuevos compañeros supone un pequeño alivio para algunas unidades, pero es una cuestión temporal, y para aquellas que necesitan un importante refuerzo no constituyen una solución a sus problemas de plantilla», apunta la AUGC. La asociación añade que incluso supone en algunos casos un problema añadido, «pues estos compañeros no pueden realizar servicio de patrulla si no van con un guardia profesional».
La asociación mayoritaria entre los guardias civiles ha denunciado reiteradamente «la perentoria» necesidad de un aumento de plantilla gradual para toda la provincia, que «no debería ser nunca inferior a los 400 agentes en servicio activo» para poder atender las necesidades de seguridad ciudadana.
La falta de personal condiciona el servicio al ciudadano, que encuentra puestos cerrados o no es atendido a tiempo por la patrulla, que tarda en llegar al punto al que ha sido llamada al tener que cubrir demarcaciones de varios puestos.
La entidad lamenta también que el pasado mes de mayo se perdiera una importante oportunidad para remediar esta carencia de personal, ya que sólo se convocaron 2.030 plazas de guardias civiles para España.

inopol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =