Estrechar la colaboración entre España y Portugal en cuestiones como el intercambio de información sobre criminalidad organizada y actividades violentas fue uno de los principales objetivos de la reunión mantenida, en el Parador de Santo Estevo de Ribas de Sil (Ourense), por representantes de la Guardia Civil de tres provincias y de la Guardia Nacional Republicana. Miembros de la Guardia Civil de Zamora, Ourense y Pontevedra y representantes de la GNR del norte luso se dedicaron ayer a «intercambiar experiencias» y agilizar la colaboración de ambos cuerpos en delitos como temas fronterizos, delincuencia organizada y defensa del medio ambiente. La plaga de los incendios forestales castiga a ambos lados de la frontera.
El subdelegado del Gobierno en Ourense, Roberto Castro, subrayó la importancia de la jornada «para intercambiar experiencias y colaboración» entre los miembros de la Guardia Civil y la Guardia Nacional lusa para «salvaguardar los derechos de los ciudadanos frente a la delincuencia organizada».
En esa misma línea se expresó el coronel Miguel Estévez Lara, responsable de la comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra, que destacó la necesidad de «aumentar los lazos» entre los cuerpos encargados de la seguridad a ambos lados de la frontera «para que la máquina esté mejor engrasada» y mejore la efectividad de las actuaciones en común. Por su parte, el teniente coronel Manuel Novo, jefe de la Comandancia de Ourense, afirmó que la reunión «para reforzar la camaradería de dos cuerpos gemelos» también ha servido para tratar temas de criminalidad interfronteriza, ambientales y fiscales. Según Novo, en la actualidad no existen graves problemas en la frontera con Portugal porque «la coordinación es francamente buena».

02

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =