Los dos primeros tramos del acuerdo de equiparación, correspondientes a los años 2018 y 2019, ya fueron abonados en esos ejercicios. El pago del tercer tramo, sin embargo, es el que aún está pendiente.
El tercer tramo que aún queda por abonar se atrancó en las tuberías del Ministerio de Hacienda, que finalmente dio luz verde al desembolso el pasado mayo

Fuentes del Ministerio del Interior estiman que el próximo octubre se hará efectiva la cantidad acordada en las nóminas de los funcionarios, que sumará todos los retrasos acumulados desde el pasado mes de enero, lo que engordará sustancialmente la cuenta corriente de los agentes en un momento muy delicado para el resto de empleados de la administración.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, no descarta, según se desprende de sus últimas intervenciones públicas, congelar los sueldos de los funcionarios en este momento de crisis económica y sanitaria. La equiparación salarial de las fuerzas de seguridad, sin duda, no tiene nada que ver con esta virtual congelación de sueldos, ya que se trata de una reivindicación histórica.
La Mesa del Congreso de los Diputados, de hecho, tumbó el pasado 3 de marzo la tramitación de una iniciativa legislativa popular emprendida por Jusapol, agrupación que sustenta al sindicato Jupol, para equiparar el salario de todos los cuerpos policiales que operan en el país para siempre y que no haya que estar con negociaciones continuas como la de la presunta subida de los Mossos o la que protagonizaron policías y guardias para repartirse el tercer tramo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − 11 =