Los Agentes de Tráfico conducirán a partir de ahora un vehículo capaz de enfrentarse a todo tipo de situaciones, tanto en carretera como fuera de ellas. El Jeep Compass dispone del sistema de tracción Jeep Active Drive que, junto con el dispositivo Selec-Terrain, optimiza el reparto de par entre los dos ejes para garantizar la máxima adherencia posible.
A su versatilidad tanto en carretera como fuera de ella se le suman los más de 70 sistemas de seguridad activa y pasiva que equipa el Compass. Todo esto le convierten en uno de los SUV más seguros del segmento.
Respecto a su equipamiento, el nuevo vehículo de la Guardia Civil incorpora el puente lumínico de última generación con tecnología LED y un panel de mensajes abatible para comunicarse con el resto de vehículos.
Un total de 140 coches se suman al parque móvil de la Guardia Civil en una colaboración, entre el cuerpo de seguridad y la marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 + 15 =