La Unidad Canina de la Policía Local de Alicante detuvo ayer a una pasajera en la estación de autobuses por transportar 9,2 kilos de hachís, distribuidos en 920 bellotas, dentro de dos maletas, según informó la Concejalía de Seguridad.
La arrestada, de 54 años y origen marroquí, aunque de nacionalidad española, viajaba en el autobús que cubre la línea Almería-Barcelona y la actuación policial se produjo sobre las 9.15 horas, cuando los agentes de la Unidad Canina realizaban una inspección en la citada terminal. Durante la intervención, el pastor alemán Inka marcó dos maletas en la bodega del autobús en el que viajaba la sospechosa.

El perro de la Unidad Canina con la droga incautada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − cuatro =