Después de varios años de denuncias, que incluyen varios casos todavía pendientes de resolución, la presión judicial, administrativa y mediática que la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha ejercido para que la Guardia Civil dotase a las agentes de chalecos antibalas adaptados a la anatomía femenina ha obtenido por fin una respuesta favorable.
Así, a través un correo electrónico remitido a las comandancias esta semana se ordena a todos los componentes de las distintas unidades a acceder al aplicativo informático ‘Gestión de vestuario’ para, dentro de la pestaña ‘actualizar tallas’, reseñar antes de quince días las medidas solicitadas por cada agente para el chaleco antibalas.
La gran novedad en este sentido reside en el hecho de que por primera vez en dicho aplicativo se incluye la posibilidad de seleccionar chalecos antibalas adaptados antropomórficamente a la mujer. Por ejemplo, las medidas 2 y 3 permiten anotar la medida en centímetros del perímetro del busto y el bajo pecho, respectivamente, especificando en el documento que se trata de medidas sólo para mujeres.
 
 
thumb_5019_news_wide

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho − dos =